Comerciantes ambulantes de la feria de Alto Lima, fueron desalojadas

Comerciantes ambulantes de la feria de Alto Lima, fueron desalojadas

Esta mañana varias comerciantes ambulantes del sector Norte, de la feria Alto Lima (feria de miércoles) fueron desalojadas de su lugar, los guardias municipales les decían que se retiren incluso nuestro equipo casi fue agredido por un guardia municipal que quiso en pocas palabras quitarnos nuestra cámara cuando sacábamos fotografías, el responsable de esta actividad nos permitió seguir sacando fotografías pero no  quiso que le entrevistáramos.

Muchas comerciantes con lágrimas en los ojos y con la frustración de que hoy no podrían llevar el pan a la mesa pedían que les dejen vender aunque sea una dos horas, donde incluso había mujeres de avanzada edad que apenas recogían sus cosas.

Sin embargo esto no es una lucha con la alcaldía y comerciantes, sino una luchar de gremiales, donde las que tienen puesto y son afiliadas al sector gremial, pidieron a la alcaldía que desalojen a las que no tenían puesto que en este caso llegan a ser las ambulantes, esto según doña Isidora.

La representa de  los ambulantes menciona que: “Hay unas señoras que pelean y se faltan el respeto y por ese motivo nos quieren retirar, solo queremos subir a la pared y vendernos una dos horitas, hay abuelitas que están enfermas sus ropas usadas venden si no de donde van a vivir también… hay algunos que tienen sus puestos 10 o 5 y lo revenden en 5.000 Bs. Nosotras no tenemos nuestros puestos, yo quisiera que vean en la computadora nuestros nombres si tenemos o no tenemos puestos, nosotras venimos a vender temprano, desde las 5 para ganarnos unos 50  Bs. aunque sea… hay gente que esta vendiendo con su silla de ruedas, los que tienen puesto no nos dejan sentarnos y vender ” así se manifestó la dirigente de los ambulantes y otras gremiales que preocupadas y con frustración veían como las retiraban y no las escuchaban sus reclamos y pedidos. Lo único que pedían es que la alcaldesa las escuche y las deje vender.

Por su parte Dña.  Carolina Diaz nos dijo: “Nosotras no vendemos harto, las gremiales  con puesto nos votan cuando vamos a vender por su lugar se atajan. Ahora hay señoras atrevidas ambulantes que faltan el respeto y por causa de ellas a nosotras también nos afecta, yo le diría a la alcaldesa que a esas señoras las retiren, pero no a nosotras más”

Cuando la falta de dinero, el desempleo y entre otras cosas, hacen que estas mujeres y hombres, vean la posibilidad de llevar un pan a la mesa y al no ser afiliadas se ven igual de afectadas, ellas y ellos este año  no tendrán su doble aguinaldo, salen a vender y se encuentran con la frustración de que hoy no pudieron llevar el pan de cada día a su mesa y en sus bocas solo un clamor “señora alcaldesa déjenos vender aunque sea dos horitas por favor”

Escrito por: Guadalupe Quisbert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *